¿Sabía que en Europa, en promedio, se inician más de 1.000 lavados de ropa por segundo? Eso equivale a más de 98 millones de lavados diarios y a muchísima agua, energía y detergente. ¡Pero a todos nos encanta la ropa limpia, la ropa de cama fresca y las toallas suaves y esponjosas! Son importantes para nuestra salud y suman a nuestra calidad de vida.

Y al establecer la temperatura en 30 °C en lugar de 60 °C, usará más del 60 % menos de energía. Lavar la ropa con menos energía es positivo para ayudar al medio ambiente. Siga estos consejos de consumo sostenible y la guía de cinco pasos para lavar la ropa para obtener una visión global.

¿Qué necesita lavar?

La primera pregunta es «¿qué necesito lavar hoy?», ya que esto influye en el tipo de detergente a usar. Clasificar la ropa en pilas es el primer paso para un lavado impecable y ayuda a mantener las prendas de vestir, la ropa de cama y otros artículos del hogar con el mejor aspecto posible a lo largo de lavados repetidos. Piense en los artículos que requieren detergentes, ciclos de lavado y temperaturas del agua similares.

Sepárelos en artículos para limpieza en seco, lavado a mano y lavado a máquina.

Para artículos de lavado a máquina, separe:

  • Blancos (sin prendas delicadas ni de lana/seda),
  • De color (sin prendas delicadas ni de lana/seda)
  • Prendas delicadas (los tejidos delicados, como la ropa interior y la lencería, son más livianos y más propensos a sufrir daños)
  • Lana/seda

asset 2 100

La etiqueta de instrucciones de cuidado lo ayudará a comprender los tejidos que tiene. Consulte la página web clevercare.info para comprender los símbolos de cuidado textil para el lavado, secado y planchado.

¿Cómo debe cargar la lavadora?

Para ahorrar energía y agua, ponga siempre una carga completa. En caso de que realmente tenga que poner la lavadora a media carga, use los programas de lavado especialmente diseñados para ello.

  • Para ciclos de algodón, llene su lavadora por completo.
  • Para otros tipos de tejido (por ejemplo, lana, sintéticos), consulte el manual del usuario de su lavadora para conocer la cantidad adecuada de ropa.

En los últimos años, han entrado en el mercado lavadoras de mayor capacidad (es decir, más allá de las lavadoras promedio de 4-5 kg). Busque la capacidad de su lavadora, llénela correctamente y adapte la dosificación en consecuencia.

¿Qué detergente debería usar?

Los tipos de productos para el lavado de ropa requeridos dependen del tipo de tejido que necesita lavar. Por lo general, en la mayoría de los casos, podrá usar un detergente para tejidos de uso diario. Los tejidos muy delicados, pero también los tejidos de seda o lana, requieren de cuidados especiales (consulte las secciones detergentes para prendas delicadas y detergentes para lana y seda.

Compruebe si necesita usar un quitamanchas en el prelavado o un aditivo blanqueante para eliminar las manchas difíciles. Un suavizante puede ser útil para suavizar los tejidos, reducir el tiempo de secado y facilitar el planchado, además de darle una fragancia agradable a la ropa.

En zonas con agua dura, la ropa y la lavadora pueden beneficiarse al usar un ablandador de agua. Si no tiene un ablandador de agua, debe dosificar el detergente en consecuencia, revise la etiqueta.

Use productos compactos ya que le permiten dosificar menos, lo que ahorra producto y reduce el desperdicio de envases.

Esta infografía proporciona orientación para elegir el detergente de ropa correcto

¿Por qué es importante dosificar correctamente?

Dosificar correctamente es una acción que, como consumidores, podemos llevar a cabo para ayudar al medio ambiente y también para asegurarnos de que nuestra ropa quede limpia.

Usar una cantidad de detergente superior a la recomendada («sobredosificación») no proporciona mejores resultados y conduce a una liberación innecesaria de productos químicos al medio ambiente. También es más caro para usted. Y un exceso de detergente puede dejar residuos en la ropa.

Si se usa una cantidad de detergente inferior a la recomendada («dosificación insuficiente»), las partículas de suciedad no pueden eliminarse de manera eficiente y podrían quedarse en la ropa, lo que causa un tono opaco en la ropa o en la resistencia de la lavadora. Las manchas que no se eliminan por completo se pueden «quemar» en la tela, lo que las hace extremadamente difíciles de eliminar más adelante. La dosificación insuficiente también aumenta la necesidad de realizar un nuevo lavado.

La cantidad de detergente que usa depende de tres factores:

  • cómo de sucia o manchada esté su ropa
  • la dureza del agua en la zona en la que vive
  • la cantidad de ropa en la lavadora.

Siga con atención las instrucciones de dosificación en el envase del detergente. Debe dosificar menos para media carga y más para una lavadora completamente cargada de 6 kg-8 kg, o incluso de 10 kg.

  • Nivel de suciedad

Los fabricantes de detergentes usan generalmente tres niveles diferentes de suciedad cuando prueban sus productos y también cuando recomiendan la cantidad apropiada de detergente que se necesita usar. Éstos son:

  • Suciedad baja: por ejemplo, cuando invita a un amigo y le da unas sábanas limpias para pasar la noche; esas sábanas estarán poco usadas
  • Suciedad normal: es la suciedad del uso diario de la ropa. Incluye: manchas de grasa tales como las del cuello y los puños.
  • Suciedad alta: es cuando la ropa está muy sucia, por ejemplo, con manchas difíciles tales como césped, café, fruta, sangre.

Dureza del agua

La dureza del agua es causada por sales minerales solubles, generalmente calcio y magnesio, a veces hierro y manganeso en el agua en cantidades variables, dependiendo de la fuente. El agua que está en gran parte libre de calcio y magnesio se describe como "blanda". Puede averiguar la dureza del agua en su hogar contactando o visitando la página web de su compañía de abastecimiento de agua. Debe adaptar la dosificación de los detergentes en función del nivel de dureza del agua. Como regla general, cuanto más dura sea el agua, más detergente necesitará usar para mantener un ciclo de lavado eficiente.

Nivel y cantidad de carga para la lavadora

En los últimos años, han entrado al mercado europeo lavadoras de mayor capacidad (por ejemplo, de 4-5 kg a 8-9 kg o más).

Asegúrese de que su lavadora esté cargada adecuadamente y que la dosificación tenga en cuenta el tamaño de su lavadora. En promedio, la tabla de dosificación se proporciona para una lavadora de 4-5 kg de capacidad, pero el fabricante proporciona información adicional en el caso de lavadoras de mayor capacidad.

Suave / media / dura

Tabla de dosificación normal

Los productos para el lavado de ropa le proporcionarán información sobre la cantidad de detergente que debe usar. A menudo se usa una tabla de dosificación como la siguiente. Revise siempre el envase del producto que está utilizando para encontrar la guía de dosificación del detergente.

dosage table












Por lo general, se proporciona información para lavadoras más grandes con una mayor capacidad. También podría haber consejos sobre el lavado a media carga. La tabla de dosificación que se muestra aquí es para una lavadora de 4-5 kg. Cuando se utiliza una lavadora de 8 kg, se debe agregar una dosificación adicional de detergente.

¿Sabía que el icono del cesto de la ropa que se muestra en la etiqueta frontal de su producto muestra la cantidad de cargas estándar (es decir, con artículos "normalmente" sucios y condiciones de dureza media del agua) que cubrirá su detergente?.

Consejos

  • Consulte el manual de instrucciones para averiguar cuántos kg de ropa puede lavar en su lavadora.
  • Ajuste la cantidad de detergente para una lavadora de mayor capacidad.

¿Qué temperatura de lavado debería elegir?

Los detergentes modernos se han diseñado para funcionar bien en un amplio rango de temperaturas, desde 30 °C (incluso 20 °C) hasta 90 °C. El ajuste de la temperatura apropiado depende de la carga que esté lavando, pero en muchos casos usar 30 °C o 40 °C proporciona excelentes resultados. En algunos casos se puede usar una temperatura de lavado más alta, como 60 °C o 90 °C. En general, se recomienda utilizar la «configuración ecológica» de su lavadora con el detergente adecuado para beneficiar al medio ambiente. Esto ahorra energía sin comprometer el rendimiento o la eficacia de la limpieza. El lavado a temperaturas más bajas también le permitirá limpiar adecuadamente los artículos delicados sin riesgo de que los colores se desvanezcan. Consulte la información del fabricante sobre el aparato para obtener detalles sobre los programas de configuración eco y las temperaturas.

Beneficios del lavado a baja temperatura:

  1. Consiga que su ropa termine tan limpia y fresca como desea

Los productos de hoy están fabricados para lograr resultados de alto rendimiento a baja temperatura, lo que significa que puede bajar la temperatura del lavado y lograr que la ropa termine tan limpia y fresca como desea.

  1. Mantiene su ropa en mejores condiciones por más tiempo

El lavado a baja temperatura le permite cuidar mejor el tejido. No solo las prendas conservan su color durante más tiempo cuando se lavan a temperaturas más bajas, sino que también se produce un menor desgaste de los tejidos.

  1. Los esfuerzos colectivos cosechan grandes beneficios ambientales

Si todos en Europa hicieran un esfuerzo por reducir su temperatura de lavado cuando ello fuese posible, podría lograrse una gran diferencia. Baje simplemente la temperatura de lavado de su lavadora siempre que sea posible y contribuirá a cuidar del medio ambiente.

¿Cuándo son necesarios los lavados a temperaturas más altas (60 °C)?

Para artículos muy sucios o en casos relacionados con enfermedades (no solo la ropa de una persona enferma sino también sus cuidadores), lave a 60 °C con un detergente en polvo de uso general si la etiqueta de instrucciones de cuidado de la tela lo permite:

  • Cuando hay alguien en el hogar que es particularmente vulnerable a las infecciones.
  • Para garantizar una limpieza completa de los tejidos utilizados en la cocina, especialmente para la preparación de alimentos.
  • Para limpiar cualquier cosa que requiera una limpieza más profunda, como uniformes de atención médica, pañales lavables, ropa de deportes de contacto o cualquier cosa que haya sido contaminada con fluidos corporales (como sangre, vómitos, heces).

Descargar una infografía sobre la guía de lavado a baja temperatura.